domingo, 24 de marzo de 2013

Cuatro corazones con freno y marcha atrás

Durante la semana pasada estuvimos leyendo en clase una obra teatral de Enrique Jardiel Poncela llamada "Cuatro corazones con freno y marcha atrás"
                            

Estos son los apartados de los que se compondrá mi trabajo acerca de esta obra:
·Autor
·Estructura
·Espacio
·Tiempo
·Personajes 
·Opinión


Autor:

·Enrique Jardiel Poncela nació en Madrid un 15 de octubre de 1901. 
·Su primer trabajo sería el de periodista.
·En 1926 empieza a convivir con Josefina Peñalver.
·En 1928 nace su primera hija: Evangelina. Después vendría Mari Luz.
·En 1929 publica su primera novela "Amor se escribe sin hache"
·En 1937 marcha a Francia y después a Argentina.
·En la década de los cuarenta publica diversas obras teatrales como "El amor sólo dura 2.000 metros", "Los ladrones somos gente honrada", "Los habitantes de la casa deshabitada", "Eloísa está debajo de un almendro".
·En 1946 recibe el Premio Nacional de Teatro.
·Fallece el 18 de febrero de 1852, a los 50 años.


Estructura:

a. Estructura externa: 
La obra está dividida en 3 actos. Se compone de los actos, las escenas, las acotaciones y los personajes. El cambio de una escena a otra se produce cuando entra un personaje a la escena y el autor lo señala con una acotación. 

b. Estructura interna: 
El planteamiento empieza con Emiliano hablando sobre el tiempo que lleva en la casa esperando a que le firmen un certificado y termina con la intervención de Corujedo diciendo que si le pueden firmar las pólizas del seguro de vida. Ricardo es un hombre que lleva viviendo toda su vida de la herencia de sus padres y está prometido con Valentina. Entonces entra Valentina que les comunica a Emiliano y Corujedo que Ricardo no puede cobrar la herencia de su tío hasta pasados 60 años. Emiliano le lee a Valentina la carta del doctor Bremón que comunica a Ricardo que podrán reírse de la herencia de su tío gracias al descubrimiento que ha hecho. Después entra Hortensia, que no se puede casar con Bremón debido a que su marido desapareció y no puede volver a casarse hasta pasados 30 años. Entran Ricardo y Bremón, que les comunica que ha descubierto una sales que proporcionan la eterna juventud. Emiliano les oye y les dice que si él no toma de las sales contará su secreto. Después dan paso a Corujedo para que les haga los seguros de vida.

El nudo transcurre durante la estancia de Ricardo, Valentina, Bremón, Hortensia y Emiliano en una isla desierta, en el cual se narra un día cotidiano, en el que Emiliano mata al gallo que usan como como despertador para cocinarlo y comérselo. Entabla conversación con Bremón y después aparece Ricardo que dice que se va a la orilla del pantano para ver si le pican los mosquitos y se muere. Poco después, entra Oliver Meighan, que les comunica que por su estancia en la isla deberán pagar el alquiler de los 5 años que han estado viviendo allí. Después entra un salvaje que a Hortensia le resulta familiar pues resulta ser Heliodoro, su marido desaparecido. Bremón comunica a Hortensia que tiene en poder el secreto de las sales de nuevo. Bremón les cuenta al resto que ha descubierto unas sales que neutralizan el efecto de las sales anteriores. Todos deciden tomarlo excepto Emiliano con la promesa de hacer de niñera de estos cuando ellos ya no puedan valerse por sí mismos. 

El desenlace se produce a la vuelta de estos a casa. Elisa (la hija de Ricardo y Valentina) está más disgustada que nunca por culpa de sus padres. Entra Federico, el hermano de esta, que les comunica que sus padres se han pasado más que nunca,  quitando 9000 pesetas de su cuenta bancaria.  Se comenta la idea de mandar a Santa Rita a sus padres. Entonces entran Bremón y Hortensia y comienzan  a hablar sobre las edades de cada uno y sobre cuántos años han descumplido ya. Aparecen Ricardo y Valentina, a los cuáles Federico les echa la bronca, pero Ricardo y Valentina consiguen imponerse a este, y convencerle de que no puede hablar a sus padres así. Entra Corujedo y Ricardo, Valentina, Hortensia, Bremón y Emiliano comentan su parecido con el anterior Corujedo. El señor Corujedo, extrañado les pregunta que si son ellos Ricardo Cifuentes, Valentina Díaz, Ceferino Bremón, Hortensia Álvarez y Emiliano Menéndez. Ellos afirman ser las personas citadas y entonces, Corujedo, asustado, huye corriendo. Entonces entran Fernando y Margarita, la nieta de Valentina. Este está enamorado de Valentina, que es la abuela de su mujer, Margarita. Esta decide ir a comunicárselo a su abuelo para que pegue una paliza a Fernando. Entonces vuelven a la escena Ricardo, Valentina, Bremón, Hortensia y Emiliano junto con Ceferino, que alega que Bremón es el mejor científico. Federico comunica a todos que Fernando está enamorado de Valentina, y al llegar a oídos de Ricardo, se levanta para ir a darle una paliza. Todos se ponen histéricos. Entonces Valentina hace gesto de desmayarse y les comunica que está embarazada. 

El clímax se produce cuando Bremón aparece con las sales para tomarlas con Ricardo, Valentina y Hortensia.



Espacio:
El primer acto se desarrolla en casa de Ricardo Cifuentes, en Madrid, el segundo acto se desarrolla en una isla desierta del Océano Pacífico y el tercer acto se desarrolla en Madrid. Los cambios en el escenario se deben al fin de un acto y al cambio de época, como se da en este caso. 

Tiempo:
Tiempo histórico:
1. La época en la que desarrollan los actos es la Edad Contemporánea. Varios acontecimientos importantes ocurridos en esta época son la aprobación de la Constitución Española de 1869, la firma del Tratado de París en 1898 y la Primera Guerra Mundial, de 1914 a 1918.
2.  Las sinfonías tontas (Silly Symphonies) que el escritor nombra en el tercer acto, son una serie de cortometrajes animados por Walt Disney Productions entre 1929 y 1939.
Aquí tenemos un ejemplo de ellas:


Tiempo dramático:
1. El período total de tiempo en que transcurre la obra es de 1860 a 1935, ya que en el segundo y tercer acto se menciona la cantidad de años que llevan sin envejecer y descumpliendo, mediante la cual, se puede obtener el período de tiempo en el que transcurre la obra, aunque el tiempo interpretado es solamente de 4 días (un día en el primer acto, un día en el segundo acto y dos días en el tercer acto). 

Personajes:
a.  Los protagonistas de esta obra son Ricardo Cifuentes, Valentina Díaz, Ceferino Bremón, Hortensia Álvarez, Emiliano Menéndez y los personajes secundarios son Elisa, Margarita, Luisa, Adela, Florencia, Catalina, María, Juana, Bienvenido Corujedo, Elías Corujedo, Federico, Fernando, Oliver Meighan y Heliodoro.

b. Elisa: 
Es una señora de unos sesenta años, que es muy intranquila y tiene mucho desorden mental por culpa de sus padres. Tiene el pelo canoso y muchas arrugas. Va vestida con vestido beige y lleva un collar de perlas colgado al cuello. Su relación con las demás personas es buena, pues todos la tienen mucho aprecio, aunque quizás piensan que está un poco ida de la cabeza, debido a su desorden mental. Es un personaje redondo, pues aparece en casi todo el tercer acto, y en casi todo este tiempo está expresando sus sentimientos y llorando y su presencia es muy exagerada, es decir, que en las escenas en las que está presente son las de mayor drama, pues es ella quien lo aporta. 

Opinión:
a. La escenas que divertidas me han resultado han sido las escenas en las que salía Elisa, pues se le añadía un plus de drama a esta obra  y eran las más divertidas, ya que su actitud es muy exagerada, es decir, que convierte todo en un drama. Mi personaje favorito es Elisa, porque en mi clase, era yo quien la interpretaba y me encanta su forma de actuar y su presencia. Además es un personaje de gran importancia, pues es la hija de Ricardo y Valentina. 
b. Estoy de acuerdo con la afirmación de Ricardo Cifuentes acerca de la vida ("Se ama la vida porque se sabe que va a concluir; pero, cuando se sabe que no va a concluir se la odia"), porque si sabes que solo vas a vivir un corto período de tiempo que además no sabes cuándo puede acabar, disfrutas la vida al máximo y la vives con emoción, pero si sabes que puedes vivir para siempre, la vives con desgana, pues cada vez que ocurre un acontecimiento importante, ya sabes lo que va a ocurrir después, porque ya lo has vivido antes. Además, la vida siendo tan larga, al final se puede volver aburrida.

Si tuviera la opción de tomarme las sales de la inmortalidad antes me lo pensaría porque:
-Podría ser interesante saber cómo será el mundo en un futuro y cómo avanzará todo y ver los descubrimientos que se hacen. Además nunca envejecerías y te mantendrías siempre igual.
-Pero, por otra parte, después de haber vivido tanto tiempo, la vida se podría volver aburrida, porque después de haber dejado atrás la época en la que naciste, no encajarías en la nueva época y entonces todo se volvería más aburrido.
Yo sí tomaría sales, aunque sólo para ver el mundo en un futuro y contemplar lo que habremos hecho los humanos u otros seres, porque, ¿quién sabe lo que pasará en un futuro?

Las ventajas y desventajas que veo en vivir una vida marcha atrás son:
·VENTAJAS:
-Puedes disfrutar más tiempo de la vida.
-Puedes ver cómo vas rejuveneciendo poco a poco y ver cómo se te van curando enfermedades y problemas de salud.
-Puedes conocer a muchas personas que quizás te vuelvan la vida más alegre en diferentes etapas de tu vida marcha atrás.
·DESVENTAJAS:
-Puede ser que cuándo llegues al final, osea cuando sólo te queden unos pocos minutos o segundos de vida por no poder llegar a ser más pequeño ya, mueras y dejes atrás toda una vida que has terminado sin conocimiento.

A mí no me gustaría vivir la vida al revés, porque todo pasa más rápido y nunca envejeces, pero a veces, envejecer está bien porque maduras y debido a la edad y la experiencia te conviertes en tu yo más inteligente.  Además, no debe ser muy agradable la sensación de cada día ir sabiendo menos e ir siendo menos inteligente cada, y al final no poder darte cuenta de lo que has vivido y no poder hablar sobre ello cuando ya te quede poco tiempo.

Pregunté a mi abuela si preferiría tomar las sales de la inmortalidad y me contestó que no, porque ella ya tiene suficiente con esta vida y con ello ya vive feliz. También le pregunté si le gustaría vivir la vida marcha atrás y me contestó que sí, pero marcha atrás en el tiempo, para así poder recordar todos los momentos que ya había vivido junto con personas que ya no están junto a ella y disfrutar como si fuera la última vez.

Pregunté a mi madre si tomaría las sales de  la inmortalidad y me contestó que sí para poder vivir más, no morir y así poder vigilarnos a mí y a mi hermano. También le pregunté si viviría la vida marcha atrás a lo que me respondió que no porque le gusta vivir el presente y tirar hacia delante y piensa que nunca hay que mirar atrás.